lunes, 20 de noviembre de 2017

¿Es la “manada” la única responsable? : La pornografía como control político

Uno de los éxitos más importantes y trágicos del sistema neocapitalista actual es la banalización del consumo masivo de pornografía en un porcentaje muy alto de la población, especialmente entre los jóvenes. En concreto España ocupa uno de los primeros lugares del mundo en el consumo de pornografía incluida la infantil. La adicción a la pornografía y por derivación  a la prostitución  es una de las formas actuales más importantes de alienación social y de control político.
En estos días estamos asistiendo al juicio de cinco jóvenes autodenominados «la manada» acusados de la violación de una chica de 18 años en las fiestas de San Fermín. Es muy injusto descargar sobre ellos la única y total  responsabilidad de sus actos. El poder (económico, político, mediático y social) ha promocionado una cultura salvajemente egoísta, consumista, violenta  y hedonista que ha banalizado la sexualidad hasta convertirla en un «producto» donde las personas son literalmente consumidas. El cinismo y la hipocresía de nuestra sociedad descarga sobre unos jóvenes animalizados una responsabilidad, que en lo fundamental, no les corresponde.
Actualmente la proliferación de medios digitales individualizados en gran parte de la población, incluidos los niños desde  tempranas edades, permite el acceso masivo y gratuito a la pornografía. La trivialización del consumo de pornografía es toda una estrategia del capitalismo actual a nivel mundial para la degradación de la población especialmente de los más vulnerables. La tecnología actual permite un acceso directo, personalizado y permanente a la  imaginación y a la conciencia de cada ser humano.
El actual sistema capitalista global trafica con millones de seres humanos para convertirlos en esclavos sexuales de otros seres humanos. Internet es literalmente un infierno donde la Internacional Negra ha sumergido a hombres, mujeres y niños y los ha convertido en carne de consumo. Nuestras ciudades son también lugares habituales de explotación sexual.  Solo en la colonia  «Marconi» en las cercanías de Madrid hay más de 400 prostitutas sometidas a las mafias y «consumidas» por muchos de nuestros jóvenes por apenas unos euros.  La prostitución en España mueve más de 3.500 millones de euros. Se calcula que en nuestro país hay unas 100.000 prostitutas, el 80% mujeres inmigrantes empobrecidas.
Con la pornografía se degrada la sexualidad humana, una de las estructuras más importantes de solidaridad y generosidad del ser humano cuando está basada en el amor, la fidelidad y abierta a la vida. Sin embargo el sistema capitalista sabe que su degradación produce daños muy graves en el ser humano. La investigación y los datos sugieren que el uso habitual de la pornografía, especialmente en Internet puede tener una variedad de efectos nocivos sobre los seres humanos de todas las edades y de ambos sexos, afectando a su felicidad, su productividad, sus relaciones recíprocas y su funcionamiento en la sociedad.[1]

martes, 7 de noviembre de 2017

Cardenal Sebastián: «El nacionalismo es victimista porque es egoísta, se cree más que los demás»

El nacionalismo "es egoísta e insolidario. Pretende estar solo para vivir mejor". Esta contundente afirmación la afirma sin tapujos el cardenal Fernando Sebastián, arzobispo emérito de Pamplona.

En un certero analísis publicado en la revista Vida Nueva titulado Cataluña querida, el purpurado habla del proceso separatista catalán y de las causas que han llevado con él. Y lo hace con gran claridad y contundencia. Recuerda que vivió muchos años en Cataluña y también alerta de las consecuencias que entraña el nacionalismo. A continuación, el artículo íntegro del cardenal Sebastián:

Cataluña querida

Soy aragonés, pero he vivido quince años en Cataluña. Vic, Solsona, Valls. Es decir, Barcelona, Lérida y Tarragona. Conozco un poco Cataluña y a los catalanes. Tengo familiares y amigos en Cataluña. Leo literatura catalana. A mis 19 años, hice mi tesis de Filosofía sobre la antropología de Ramón Llull (tema apasionante, ¿no?).

Quiero decir que mis palabras son fruto del amor, del buen deseo y, también, del dolor. No pretendo hablar desde posiciones políticas, casi ni eclesiales, me basta con hablar humanamente, cívicamente, sinceramente.

Entiendo que la crisis actual es, en un primer plano, política, y debe ser tratada políticamente. Nos encontramos ante una verdadera insurrección institucional, dirigida desde el poder político, acompañada y potenciada desde abajo por un fuerte sentimiento popular muy difundido, previamente cultivado.

Muchos catalanes, jóvenes y adultos, están convencidos de que les conviene separarse de España. Piensan que les estamos maltratando y esta discriminación negativa les da derecho a la secesión. Ellos lo viven como un derecho a la defensa propia. Se lo han enseñado así durante treinta años.

No es verdad que el independentismo haya comenzado ahora como consecuencia de una cierta frustración democrática. El nacionalismo independentista comenzó a finales del siglo XIX, durante la Primera República, con Almirall, Guimerá, la Lliga Regionalista y las Bases de Manresa. Con el apoyo de algunos ilustres eclesiásticos. Eran los tiempos de la industrialización y de la Renaixença cultural.



Los nacionalismos, todos los nacionalismos, tienen un fondo de protesta, es como el hijo mayor que se va de casa dando un portazo. Se van porque se ven maltratados, no se sienten queridos. Pero a veces no se ven queridos porque antes han sido egoístas, porque han creído que tienen más derechos que los demás, porque no están conformes con lo que reciben en casa, aunque estén recibiendo lo mismo, y a veces más que los demás. El nacionalismo es siempre victimista, pero es victimista porque antes, y más profundamente, es egoísta, se cree más que los demás y quiere más que los demás. Es egoísta e insolidario. Pretende estar solo para vivir mejor.

El nacionalismo es ruptura. Se quiera o no, desgarra el tejido social, enfrenta a las personas, divide las familias. Por eso, solo es legítimo y moralmente aceptable cuando resulta ser el único remedio contra graves injusticias colectivas, de dominación o discriminación. Aquí se habla de 500 años de convivencia. Pero son más. Cataluña formó parte no del Reino de Aragón, pero sí de la Corona de Aragón, con el rey Ramiro de Aragón y el conde Ramón Berenguer, desde el siglo XII.

miércoles, 30 de agosto de 2017

"Chupa y calla"



Han causado gran escándalo unas chapas repartidas durante los Sanfermines con leyendas sórdidas que coincidían en interpelar a las mujeres de las formas más vejatorias imaginables: «Chupa y calla», «Para ser tonta no eres muy guapa», «Tu culo será mío», etcétera. De inmediato, diversos colectivos feministas denunciaron ante la fiscalía esta aberración; y las chapas, al parecer, fueron decomisadas. Dichos colectivos, al parecer, pretenden enchironar a los burdos artífices de las chapas; pero divulgar groserías, que tal vez nos pueda parecer repugnante, no constituye ningún delito.
Este penoso asunto de las chapas con leyendas sórdidas nos sirve para comprobar lo que ocurre cuando se ponen tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias. Todo freno judicial o policial, por eficaz y disuasorio que sea, se revela inútil si no lo precede un freno moral. las sociedades sanas robustecen los frenos morales que inhiben las conductas aberrantes; las sociedades decadentes y decrépitas debilitan tales frenos morales y, una vez que todos los demonios de la aberración han sido liberados, se dedican a perseguirlos grotesca y desnortadamente. Antes de que esas chapas sórdidas fuesen repartidas se recorrió un largo itinerario de degradación que, lamentablemente, contó con la colaboración activísima de los movimientos feministas que ahora se rasgan las vestiduras. Y ese largo itinerario de degradación empezó el día que se decidió que había que conculcar lo que los romanos llamaban las ‘virtudes domésticas’: la honestidad, la templanza, el pudor, la castidad, etcétera.
El quebrantamiento de todas aquellas virtudes se hizo, por supuesto, para combatir el orden cristiano. Pero lo cierto es que tales virtudes no fueron proclamadas únicamente por el cristianismo, sino por todas las civilizaciones previas y posteriores que han merecido tal nombre; lo cierto es que fueron cultivadas y ensalzadas por los hombres más insignes, desde épocas antiquísimas. Encontramos el elogio de estas virtudes en Aristóteles y, curiosamente, también en su adversario Platón; lo encontramos en Cicerón y en Séneca; lo encontramos, en fin, en toda visión antropológica cabal. Y todas esas reflexiones el cristianismo las hizo suyas, depurándolas de aquellos elementos puritanos que se resistían a reconocer la debilidad humana. Con el tiempo, el cristianismo desarrollaría sus propias desviaciones puritanas, a veces por escisiones sectarias, a veces en un afán desquiciado por combatir tales escisiones. Pero lo único que el cristianismo hizo fue ‘bautizar’ aquellas ancestrales virtudes, añadiéndoles su particular perspectiva trascendente: ya que nuestros cuerpos son templos del Espíritu, llamados a la gloria de la resurrección, merecen ser tratados con la dignidad de lo que tiene un origen y un destino divinos.
Pero estas ‘virtudes domésticas’ (que son el mejor cimiento de las virtudes públicas) no fueron creaciones cristianas. Y todas las civilizaciones que las ensalzaron no lo hicieron para oprimir a las mujeres, sino para contener los instintos más esclavizantes del ser humano, que esas mismas civilizaciones desembridaron en sus fases de decadencia y decrepitud. Pues, como sabe cualquiera que no esté ofuscada por el naturalismo instintivo, la sexualidad humana es como el agua: benéfica cuando se encauza; destructiva cuando los cauces se desbordan y se rompen los diques. Una sexualidad sometida a constantes reclamos morbosos estraga nuestra sensibilidad, destruye nuestra afectividad, nos corrompe con las fantasías más purulentas, exacerba nuestra concupiscencia hasta convertirnos en bestias babeantes de flujos.

lunes, 3 de julio de 2017

Primer homenaje a las víctimas de ETA en un Ayuntamiento de EH Bildu


El Ayuntamiento de Errenteria, en Gipúzcoa, se convirtió este miércoles en el primer consistorio del País Vasco gobernado por la izquierda abertzale en tributar un homenaje expreso a tres personas asesinadas por ETA,
El evento organizado como un reconocimiento institucional ha servido para recordar las figuras del policía municipal y militante socialista Vicente Gajate Martín, asesinado en 1984; y los concejales del PP en Errenteria José Luis Caso, muerto en 1997, y su sustituto en el cargo, Manuel Zamarreño, fallecido en 1998.
Este acto, que tuvo lugar en el salón de plenos, con la asistencia de representantes de todos los partidos de la corporación, y antiguos ediles de las distintas formaciones políticas incluida la izquierda abertzale, pretende dar continuidad al camino emprendido en el reconocimiento institucional de las víctimas de la violencia del municipio.
Su alcalde, Julen Mendoza (EH Bildu), que gobierna en coalición con el grupo Errenteria Irabaziz, se ha caracterizado en las dos legislaturas que lleva al frente del Ayuntamiento por su postura conciliadora y la celebración de distintos actos en favor de la convivencia ciudadana y el reconocimiento al sufrimiento de todas las víctimas en su localidad.
En el acto celebrado ayer por la tarde participaron familiares y amigos de los tres homenajeados, además de representantes municipales de EH Bildu, PSE/EE, PNV y Errenteria Irabaziz, así como miembros del PP local, que no cuenta con representantes municipales en la corporación actual.
Vicente Gajate, policía municipal de Errenteria, de 34 años, militante socialista y afiliado a la UGT, fue asesinado a tiros en la calle el 17 de octubre de 1984 cuando regresaba a su domicilio tras haber finalizado su jornada laboral. José Luis Caso, de 64 años y concejal popular de Errenteria, murió de un disparo en la cabeza el 11 de diciembre de 1997, cuando se encontraba en un bar de la calle Juan Arana de Irun. Su sustituto en el cargo, Manuel Zamarreño, fue víctima de un atentado con una moto-bomba perpetrado el 25 de junio de 1998 en su barrio de Capuchinos que también ocasionó heridas de metralla al agente de la Ertzaintza que lo escoltaba cuando se dirigía a comprar el pan en un establecimiento cercano a su domicilio.

Las semblanzas vitales de todos ellos fueron desglosadas en el salón de plenos por sus familiares, Juani, viuda de José Luis Caso; Naiara, hija de Manuel Zamarreño, y Aitziber Blanco, quien ha leído una carta sobre Vicente Gajate escrita por su viuda, Puri, que no se ha sentido con fuerzas para asistir al acto. Momentos antes todas ellas junto al alcalde habían descubierto una placa conmemorativa situada a la entrada del salón de plenos, mientras un grupo de txistularis entonaba una canción y los presentes prorrumpían en aplausos.
En la parte final del homenaje tomó la palabra el alcalde de Errenteria, Julen Mendoza. «Si en algún momento —dijo—, este consistorio a lo largo de su historia, o yo mismo, no hemos estado a la altura de las circunstancias, no os hemos acompañado correctamente —a las víctimas— o hemos dicho o hecho algo que pudiera haber añadido más dolor al que ya padecéis, pido perdón por ello en nombre del Ayuntamiento y en el mío propio, a la vez que digo que haremos todo lo que esté en nuestras manos para que no se vuelva a repetir», concluyó.
Seguidamente, Mendoza entregó unos ramos de flores a la viuda de Caso y a la hija de Zamarreño, entre los aplausos de los asistentes, tras lo que un guitarrista ha interpretado una pieza de «El concierto de Aranjuez», que dio por concluido el homenaje. 

Fuentes: EFE

miércoles, 28 de junio de 2017

Bildu pagó con dinero público a ‘Pirritx eta Porrotx’, los payasos que apoyan a los terroristas de ETA



El Grupo Municipal de UPN en Pamplona ha denunciado este martes que “el Ayuntamiento de Pamplona corrió con los gastos derivados de dos actuaciones de Pirritx eta Porrotx, conocidos por su apoyo a los presos de ETA y por su cargo como concejales de Euskal Herritarrok en Lasarte. Estos espectáculos se celebraron en noviembre de 2016 y abril de este año, asumiendo los costes del auditorio Baluarte y la Pamplonesa”.
Los concejales regionalistas han denunciado “el agravio comparativo de esta decisión con actos tradicionales de la ciudad, como la celebración del Corpus, que Bildu pretende boicotear desde la llegada de Asirón a la Alcaldía”. 
De hecho, han detallado que “Pamplona cedió gratuitamente una sala de Baluarte para una actuación de los payasos de cabecera de Batasuna el 30 de noviembre de 2016 y volvió a aportar el auditorio, además de la banda municipal La Pamplonesa, para una actuación el 9 de abril de este año”.
En este sentido, han destacado que “estas cesiones reducen de forma drástica los gastos de una actuación y por tanto multiplican los beneficios de un grupo afín como los polémicos Pirritx eta Porrotx”.

CRÍTICAS AL "SECTARISMO"
Además, han señalado que “esta decisión es especialmente grave cuando de forma paralela se impide la participación de La Pamplonesa en el tradicional día del Corpus, un acto al que acuden miles de pamploneses”.
“Asirón y sus concejales quedan retratados en su sectarismo con continuas decisiones de este tipo, que no sólo demuestran la voluntad de marginar a los pamploneses que no piensan como ellos, sino que además evidencia un claro favoritismo respecto al resto de artistas de la ciudad”, han subrayado.
¿Por qué Pirritx eta Porrotx pueden disfrutar de Baluarte gratis y el resto de artistas o entidades navarras no? ¿Por qué el Ayuntamiento paga la actuación de la Pamplonesa con los payasos de Batasuna y no en tradiciones de la ciudad?”, se han preguntado.

Fuente: Navarra.com